Te odio, Paco Sedano

Te odio, Paco Sedano. Como suena. Puede parecer la peor forma de empezar un artículo en el día que te retiras, que las redes sociales se llenan de halagos hacia tu figura y el club anuncia que colgará tu camiseta, ese ‘28’ que tantas tardes de gloria ha dado en el Palau. Podría escribir sobre los catorce títulos de clubes, los tres con la selección o tus cincuenta internacionalidades. Quizá podría alabarte por los múltiples reconocimientos individuales, incluido este mismo año el premio al mejor portero del mundo. Pero hoy no, hoy tengo que decirte que te odio.

Te odio porque siendo madrileño como yo tuviste el valor que nos faltó a muchos en su momento. Te fuiste fuera, lejos de tu Móstoles natal, a triunfar. Somos de la misma quinta, como diría un castizo (aunque tengas algunos años más que yo, cosa en la que no te envidio) y sin embargo tú supiste dar ese paso laboral que nos faltó a muchos de nuestra generación, el de emigrar buscando el éxito laboral.

Te odio porque, siendo interista como soy, escogiste un equipo rival. No uno cualquiera, no. Todo un FC Barcelona Lassa que fue durante años la auténtica bestia negra de Inter. Te odio por tener que ver cómo los jugadores de mi equipo chocaban una y otra vez contra el muro que montabas alrededor de tu portería. Por saber que, si tenías ese día, podríamos rematar mil veces, que mil veces despejarías con esa aparente frialdad tan característica.

Te odio porque haces que parezca fácil algo tan complicado como estar en la élite durante tantos años. Porque son once años en el FC Barelona Lassa sin haber puesto nunca un mal gesto, ni una actitud negativa hacia tus compañeros o rivales. Por saber aguantar la presión donde muchos otros se han hundido, donde tantos nos habríamos hundido.

Te odio porque te vas como solo saben hacerlo los más grandes, cuando aún podías aguantar en la élite los dos años que tenías de contrato. Te odio porque te vas aún sabiendo que te quedaban tardes de gloria. Has tomado la determinación de elegir tú el momento de tu retirada antes que venir impuesta por terceros.

Pero sobre todo te odio porque, ahora que has anunciado tu marcha, descubro que no solo eras un referente para tu equipo y tu afición, sino para mí. Has tenido que anunciar tu retirada para que algo dentro de mí reconozca que eres un ídolo para toda la afición al fútbol sala, para darme cuenta del placer que suponía – incluso siendo rival – verte bajo palos. Te retiras como lo que siempre has sido, un grande.

Por todo, gracias Paco.

Imágenes: @FCBfutbolsala

Autor: Dani López. Director de Futsal Corner (en Twitter: @gremplu)

2 thoughts on “Te odio, Paco Sedano”

¿Qué te ha parecido el artículo? ¡Coméntalo! ;)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.