La Selección sigue sin tener wifi

Volvía la Selección de fútbol sala tras la decepción del Europeo. Lo hizo, como ya es habitual, en la clandestinidad más absoluta contra un rival muy inferior como es Finlandia. Al igual que en los últimos amistosos, España sigue sin wifi cuando se pone la Roja. No hubo streaming con el que disfrutar de las dos insulsas victorias. Al menos, por parte de la RFEF. Los medios tuvo que ponerlos la federación finlandesa. Gracias a ellos, todos tuvimos la posibilidad de ver los partidos al margen de los 3.000 valientes que acudieron a Pontevedra y Ferrol, respectivamente. Un ejemplo de que cuando se quiere, se puede.

La Selección solo se pudo ver con streaming finlandés y sin apenas repercusión en los medios nacionales

Al margen de la retransmisión en directo por parte de los suomi, apenas se han proporcionado imágenes del partido. Tan solo los goles grabados a pie de pista en el informativo de la televisión autonómica gallega. La Selección no ha suministrado resúmenes a ningún medio. Ni siquiera ha publicado en su canal de Youtube los goles del partido o las declaraciones tras el encuentro. Un apagón tecnológico en toda regla en la línea seguida en los últimos años.

Es una lástima que el renacer de la Selección haya sido ocultado de forma sibilina. A pesar de que los resultados contra Finlandia son cortos comparados a lo que éramos (les metimos 13-0 en 2004), este nuevo bloque de izquierdas ilusiona. Zurdos como Usín, Martel y Andresito están llamados a liderar España en los próximos años. Todos ellos rindieron a buen nivel en ambos partidos. De hecho, Usín, Andresito y Lolo (otro llamado a capitanear el cambio) marcaron en ambos encuentros.

Imagen vía: www.diariodepontevedra.es
Andresito, uno de los grandes ausentes en la pasada Euro, volvió con la Selección.

Es cierto que el partido que abrió la serie en Pontevedra acabó con un 3-1 decepcionante. Sin embargo, este resultado está, en parte, condicionado por el hecho de que se disputó en una pista de balonmano. La RFEF no se molestó en desmontar el suelo de Teraflex en el que juega el Teucro a pesar del magnífico parquet que tienen en Pontevedra. Una superficie que ralentiza el balón y que es más propensa a provocar lesiones en los jugadores. Todo un despropósito teniendo en cuenta las amargas quejas de España cuando tiene que jugar sobre ella. Por ejemplo, durante los dos amistosos disputados en Limoges ante Francia hace algo más de un año.

El segundo partido fue igual de monótono pero al menos permitió ver dos goles más (5-1). En este caso, la federación finlandesa pudo montar el streaming con bastantes dificultades al encontrarse con que en las instalaciones de A Malata no funcionaba el wifi. Toda la retransmisión la hicieron con datos móviles. Un esfuerzo encomiable y que, comparado con el cruce de brazos de nuestra federación, hiere especialmente.

Imagen vía www.eurosport.es
Adri también volvió con la Selección en su Ferrol natal

Esta falta de wifi tanto literal como metafórica es, hoy en día, el principal problema de nuestra Selección. España de fútbol sala no tiene ningún tipo de conexión con el aficionado medio. Todos los amistosos se disputan a contrapié, la mayoría contra rivales poco atractivos y sin ser retransmitidos en ninguna plataforma. De esta manera, es muy difícil esperar que todos nos pongamos frente al televisor cada dos años cuando llega el Europeo o el Mundial. No hay hábito de seguir a la Selección y nosotros tampoco ponemos medios para ello. Por ejemplo, aunque Brasil juegue amistosos de dudosa competitividad en el Grand Prix, todos sus partidos se retransmiten en SporTv. En eso tenemos que aprender de ellos. Nosotros también tenemos derecho a disfrutar de nuestra Selección.

Imagen principal: www.pontevedraviva.com

Autor: David Candelas (en Twitter: @CandelasJr)

¿Qué te ha parecido el artículo? ¡Coméntalo! ;)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.