Gracias Jaén. Gracias Madrid. ¡Gracias, fútbol sala!

Se hace difícil expresar con palabras las emociones que ahora mismo nos invaden a muchos, y a mí en particular. Unas emociones que en mi caso no son extrañas, sino más bien familiares. No obstante, para otros quizás sí lo estén siendo. El porqué de esto que cuento es fácil: yo conozco muy bien el fútbol sala, lo llevo viviendo desde hace mucho tiempo; en cambio, y por culpa de lo ocurrido durante estos últimos días, habrá personas que se hayan asomado a la ventana de este deporte por primera vez. Personas que acaban de toparse de cerca con una disciplina, sencillamente, increíble y maravillosa.

Y es que esta Copa de España celebrada en Madrid ha significado un antes y un después. Ya no solo por toda la magia que hemos vivido sobre la pista con un Jaén que ha vuelto a obrar la machada ante un enorme Movistar Inter; quizás con tintes más épicos aún si cabe que en la gran conquista conseguida años atrás en Ciudad Real frente a un poderoso FC Barcelona. Tampoco por el gran torneo realizado por Ríos Renovables Zaragoza, que nos ha dado la oportunidad de descubrir al gran Adrián bajo palos. Más bien ha sido por el alcance, la repercusión y el eco obtenidos.

El WiZink Center ha sido el mejor escenario posible. En él se han dado cita más de 12.000 almas. Un dato y una cifra que para el fútbol sala es un hito anhelado y ansiado que por fin ha tenido lugar. La mayoría de medios de comunicación deportivos y no deportivos, de un modo u otro, han acogido al ‘fútsal’ entre sus contenidos.

En resumidas cuentas, uno de los objetivos que perseguía el fútbol sala en su eterna lucha por alcanzar el lugar que se merece, era demostrar que es un espectáculo capaz de enganchar a mucha gente y congregarla a su alrededor. Con esta Copa de España, dicha premisa se ha logrado.

Ojalá aquellos que durante tanto tiempo han mirado para otro lado, ahora no vuelvan a hacer lo mismo y no pasen por alto lo ocurrido en una semana marcada con sello de oro en la historia de nuestro deporte.

Me siento, otra vez, afortunado por tener una pasión que cada día se extiende y a la que solo puedo rendirle palabras de agradecimiento.

Imagen principal vía: www.lavanguardia.com

Autor: Carlos Garrido (Twitter: @carlosfutysal)

1 thought on “Gracias Jaén. Gracias Madrid. ¡Gracias, fútbol sala!”

¿Qué te ha parecido el artículo? ¡Coméntalo! ;)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.