Los (sorprendentes) números de la Copa de España 2018

Con la dulce resaca de la fantástica Copa de España 2018 disfrutada en el WiZink Center de Madrid y el recuerdo de un Jaén Paraíso Interior que tiene un idilio aparentemente imposible con este torneo, nada mejor que inaugurar nuestra sección “El Rincón de las Estadísticas” contrastando los datos que han hecho de esta Copa un acontecimiento histórico.

La LNFS lanzó un órdago. Apostó por un pabellón que duplicaba el aforo del Quijote Arena, sede de la última edición. De los casi 6.000 espectadores pasamos a los 12.632 espectadores de la final, récord de asistencia en España en partido oficial. De ellos, gran parte procedían de Jaén, ciudad que se volcó una vez más con su equipo, como ya sucediese en 2015 y 2017. Jaén Paraíso Interior consigue dos hitos: se convierte en el único equipo que remonta dos goles en una final. Y segundo, se convierte en el quinto equipo que consigue al menos dos títulos, igualando a Marsanz Torrejón (1992 y 94), y solo por detrás del histórico Caja Segovia, que consiguió tres de forma consecutiva, y de los tres grandes: Inter lidera con diez, ElPozo cuatro y Barça tres, también consecutivamente. ¿Podrá un modesto como Jaén igualar a un transatlántico como FC Barcelona?

Momento en que la organización anunciaba en los video-marcadores el récord establecido en la final

La edición menos goleadora del siglo XXI

El jueves comenzó con dos resultados idénticos: 2-1. Un total de seis goles para hacer la jornada inaugural más escasa de los últimos 18 años. Apenas se acercan los datos de 2002 y 2012 (ocho goles) y de 2015 y 2017 (nueve goles). Sintomático que tres de esas cuatro sequías se produzcan en los últimos años. Los partidos del viernes mejoraron ligeramente gracias al 5-2 de Jaén a Cartagena. Fue insuficiente para evitar que los 15 goles de los cuartos de final (siete en un partido, ocho en los tres restantes) se establezcan como la peor marca, igualando a Logroño’12, y uno menos que Ciudad Real’15, con 3’75 goles de media por partido. A una distancia sideral queda el récord establecido en Córdoba’03 con 8’75 goles por partido en cuartos. Las tres peores marcas nuevamente en los últimos seis años. Todos en la década actual. Nunca en la década de los ‘00 se había bajado de los seis goles, más de dos de diferencia por encuentro.

Sumando semifinales y final, la Copa de España 2018 se ha cerrado en 32 goles, la anotación más baja en lo que llevamos de siglo. Nuevamente, junto a 2012, 2015 y 2017, las únicas veces que no se han llegado siquiera a los 40 goles. Por primera vez en la historia, se cierra una Copa sin alcanzar los cinco goles de media. Estos números certifican algo que se viene arrastrando de un tiempo a esta parte, algo que ya se vio en el Europeo de Eslovenia’18. El nivel de la llamada “clase media” sube, las defensas mejoran y los partidos resultan más igualados y por tanto más cerrados, con menos goles.

Adrián Pereira, uno de los grandes protagonistas de la competición con sus más de 20 paradas al FC Barcelona Lassa

Adrián Pereira, uno de los grandes protagonistas de la competición con sus más de 20 paradas al FC Barcelona Lassa (foto vía rtve.es)

Tiros a puerta y goles de los finalistas

¿Se anota poco porque los equipos no arriesgan? ¿O quizá se ha perdido eficacia de cara a puerta? El nivel de los porteros ha subido, junto a los conceptos tácticos, pero no es el único motivo. De muestra, veamos los ratios de los finalistas.

Movistar Inter ha conseguido nueve goles, por los doce de Jaén Paraíso Interior. Curiosamente, la media (tres partidos disputados) es de Inter 3 – Jaén 4, justo el resultado que se produjo en la final. Si nos fijamos en los remates totales, Inter anotó en la final tres goles en 36 remates (8’3%) mientras que Jaén hizo cuatro en 22 (18’2%). Los datos demuestran que Jaén fue más efectivo en la final, pese a no contar en ataque con el renombre de los Ricardinho, Gadeia y compañía. Quizá no es un problema de remate tanto como puntería, o tomar mejores decisiones a la hora de finalizar. En una competición corta, este acierto es fundamental.

Y eso permitió a Jaén conquistar la Copa de España, con un Chino estelar: máximo goleador del torneo y merecido MVP. El albaceteño anotó seis goles, incluidos los tres de la semifinal y el que dio la victoria a su equipo en la gran final. Para ello necesitó únicamente 10 remates, lo que le da un porcentaje de acierto del 60%. La calidad del ‘20’ se ha disparado como el valor diferencial de Jaén.

Inter, muchos más minutos ganando que Jaén

Los dos finalistas disputaron un total de 126 minutos, poco más de dos horas de juego a tiempo parado. Se dice que en el deporte profesional no te puedes despistar ni un momento. Bien lo saben los rivales de Jaén. Mientras que Inter estuvo por delante en 54 minutos de juego, el campeón de Copa apenas ha necesitado ir por delante de su rival 24 minutos para proclamarse campeón. Es decir, el 74’6% del tiempo que estuvo en pista fue empatando o perdiendo. Suficiente para salir campeón. Y eso contando que contra Cartagena estuvo por delante los últimos 17 minutos (desde el minuto tres de la segunda parte). Esto significa que entre semifinales y final apenas sumó siete minutos en ventaja (es decir, el balance empate/derrota sube hasta el 85% del total en las dos últimas rondas).

Si nos atenemos exclusivamente a la final el dato es abrumador: Inter fue ganando 23 de los 46 minutos de juego. Jaén apenas fue por delante un minuto, el decisivo en la prórroga. Nunca la frase “no es cómo empieza, sino cómo acaba” fue tan acertada.

Los rivales han aprendido una valiosa lección, y los números le avalan: Jaén nunca se rinde.

 

Autor: Dani López (en Twitter: gremplu)

1 thought on “Los (sorprendentes) números de la Copa de España 2018”

¿Qué te ha parecido el artículo? ¡Coméntalo! ;)